La vida no vivida. La insatisfacción permanente. Ya no existe odio. Sólo indiferencia. Aprendemos en los errores irreparables. Siempre es demasiado tarde.

Todas las familias felices. Todos los matrimonios perfectos. Define extrema soledad. La incomprensión de tu pareja. Egoísmo y frialdad. Prométeme que nunca seremos como ellos. El hombre libre decide. El esclavo obedece. Cautivo en los recuerdos, ignora el hombre libre que él es esclavo de su cerebro. Malas decisiones. La horrible sensación de estar desperdiciando tu tiempo. Algo mejor allí fuera, esperando a los valientes. Algo que te hará feliz, que cambiará tu vida para siempre.Olvida los lugares con turismo masivo.Se diferente. No uses el GPS. Piérdete. La felicidad te espera. El avión llega. Tu destino. Es tuyo. Buscando esa señal entre los neones de Las Vegas. Almas solitarias bajo el sol del desierto. Lujuria, misterio y anarquía. Corre. Vuela. Oxford Street te espera. Italianas, Rusas, Francesas o peruanas. Elígelas a todas.

«Odio mi trabajo pero viajo cuatro días low-cost por Indonesia». No te olvides de subir la foto en Instagram, el mundo quiere ponerle un corazón a tu vida perfecta. «No llego a fin de mes pero me voy a Bali una semana» Sois unos expertos de la tarjeta de crédito. Os cuesta mucho dinero el postureo y el banco os adora. Oferta especial para el analfabeto financiero: gastar en un viaje que ganas en seis meses—y pagarlo cómodamente a plazos. En el largo todos muertos. Menos tú, que seguirás refinanciándote.

Todo puede pagarse a plazos. Incluso una casa que no puedes pagar. Media Markt financia televisores a 36 meses y pobres preguntándose que por qué son pobres, las mensualidades no son el problema, están vendiendo su libertad. Signalling, proyectar imagen de winner, aparentar por inseguridades, quizá un trauma del colegio. El nuevo rico compra un Rolex con el primer bonus, quiere demostrar que ha llegado, quiere ser visto en su pueblo de paletos. Ojo, ineficiente cuando falsificable, yo tengo un Omega ‘made in China’. En cualquier caso, follarás más con un iPhone 6. El mensaje es simple: «tengo un móvil de 800 euros, puedo permitirme unas vacaciones en Maldivas». ¿Tu novio tiene un Sony Xperia? Después no te quejes si no paga la pensión del niño. No desmiento la teoría, sólo digo que ignores el ruido. Millennials consumistas—esclavos de su salario—endeudándose para comprar mierdas más grandes que el vecino. Te han vendido que el éxito es aceptación social y metes el paro en unas Bikkembergs, falsa singularidad, élites jugando con ovejas. ¿Quieres saber quién eres? Huye, invierte en viajes, el propósito es silencioso, no maximiza likes en Facebook. ¿Qué te pasa? ¿Estás sudando? ¿Por qué tiemblan tus manos? Reduce la presión, no hay razón para estar acojonado. Pero lo estarás, porque no hay segundas oportunidades.

Simplemente vuela. Se Libre.

error: Content is protected !!